MAZUNTE 078.jpg

Tortugas marinas

Las tortugas marinas son reptiles perfectamente adaptados al medio acuático; sus caparazones deprimidos les otorgan un perfil hidrodinámico, poseen aletas con forma de remos en vez de patas, y numerosas especializaciones fisiológicas para sobrevivir en el ambiente marino.

 

Su ciclo de vida es largo y la mayor parte de él transcurre en alta mar, lo que hace muy difícil su estudio.  Es por esto que algunos aspectos de su biología como edad a la que alcanzan la madurez sexual, tasa de supervivencia o tasa de crecimiento, cruciales para una apropiada estrategia de conservación, son desconocidos.

Existen siete especies en el mundo, de las cuales seis anidan en México.

Todas las especies de tortugas marinas en México están clasificadas en peligro de extinción

La Tortuga Laúd

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) es la más oceánica de las tortugas marinas, y por lo mismo, una de las que se sabe muy poco.  Es el reptil marino más grande que existe.  Las tortugas laúd del Pacífico mexicano alcanzan una talla promedio de 142 cm de largo curvo de caparazón.  Sus características anatómicas y fisiológicas la hacen muy diferente al resto de las tortugas, y la colocan como el único miembro viviente de la familia Dermochelyidae.  Carece de escamas en la totalidad del cuerpo, el cual está cubierto de una piel suave de textura coriácea, de color negro moteado de blanco.  El caparazón es ligeramente flexible, compuesto de un mosaico de pequeños huesos cubiertos por una piel lisa.  Carece totalmente de uñas.

Los adultos presentan numerosas adaptaciones a las aguas frías: Aunque es un reptil, su temperatura corporal se mantiene varios grados centígrados arriba de la temperatura ambiente gracias a una capa subepidérmica de grasa, la inercia térmica dada por su gran tamaño y un mecanismo arteriovenoso de contracorriente situado en las aletas anteriores que impide la pérdida de calor a través de la piel.

Temporada05_06012.jpg

La tortuga laúd se distribuye a lo largo de todo el Pacífico mexicano y centroamericano.  De acuerdo a su abundancia, las playas de anidación en México se clasifican en dos categorías:

mapa bellagio esp.jpg